sábado, 31 de agosto de 2013

Rescate en medio de Barcelona

30 de julio de 2013 por la tarde, un día en que casualmente que pensé que tendría que ir al helipuerto (del que hablo en detalle aquí). Pues sobre las 19:35 h empezó a sonar un ruido que no era de un EC135 pero tampoco me sonaba muy anormal. Sea como sea, en pocos segundos intuí que algo grande iba a aterrizar en el hospital de Sant Pau, del que vivo cerca.

Por encima de mi terraza apareció el EC-JOU, un AgustaWestland AW139 operado por Inaer para Salvamento Marítimo, que se usaba para transporte de pasajeros con anterioridad, pero ahora va equipado con cabrestante, foco y demás utensilios de rescate. Estuvo unos cinco minutos volando en círculos a baja altura alrededor del hospital, igual que han hecho algunos helicópteros no habituales que han aterrizado ahí (contadas veces), y mientras mi madre insistía que empezaba la guerra tuve tiempo para filmarlo y hacerle fotos con una bonita luz del atardecer, y sobretodo antenas... Nadie puede imaginar las ganas que tenía de ver un visitante raro aterrizando a 654 metros de casa, además con un panorama inmejorable:

Curioso frontal, con el cabrestante de rescate a un lado, el foco de búsqueda en el otro y sus dos luces en el carenado del tren de aterrizaje.

Preparándose para la toma ya con la puerta abierta. Es un aparato relativamente grande, pero así de pequeño se veía frente a la montaña y junto a otra antena:


Entonces me tocaba a mí volar hacia el helipuerto, con una velocidad superior a la habitual ya que se trataba de un caso especial.

No podía creer lo que veía justo antes de entrar en el recinto hospitalario: en primer plano mucha gente mirando, y en segundo plano el AW139 en estacionario con el cable fuera. No dudé ni un segundo en cruzar la calle como hace mi abuela, sin mirar. No recuerdo si estaba en rojo y/o si venían coches, pues solo tenía el AW139 en la cabeza, y empezaba un sprint de pocos segundos para llegar a la zona adecuada para cazarlo. ¡Suerte que me la conocía a la perfección!

Tenía en mente que el límite de peso que tiene la plataforma del nuevo helipuerto son 5500 kg, pero no pensaba que un AW139 los superaría (de hecho no lo hace si no va muy cargado). Por esta razón no pudieron aterrizar. Bajaron y subieron la camilla con el cabrestante realizando un estacionario no muy bajo por lo que aún tuve más margen para hacerle fotos. De haberlo sabido aún me hubiese dado más prisa, leñe!

Si dentro del recinto la poca gente que había contemplaba el espectáculo, no quiero ni imaginarme la que se debería montar por las calles que rodean el hospital.


Pocos minutos después de llegar se marcharon con una transición muy lenta, tanto que incluso lo pude filmar.


El motivo, la evacuación médica de un bebé y su madre desde el ferry de Balearia Martín i Soler que se encontraba cerca de Barcelona. Más información aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario